El Proyecto


 

Hace ya siete años, el artículo 11 de la Ley 41/2002 de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica regularizó en nuestro ordenamiento la figura de las Instrucciones Previas. Con este último broche cristalizaba el modelo basado en la autonomía del paciente que había instaurado inicialmente la Ley General de Sanidad en el año 1986. A partir de este momento, todos los españoles mayores de edad contaban con el derecho a consignar por escrito su voluntad acerca del tipo de cuidados y el tratamiento de su salud para el caso de que algún día se hallaran incapacitados para expresarla.
Las Instrucciones Previas o Documentos de Voluntades Anticipadas suponen, en este sentido, una herramienta fundamental para un funcionamiento del sistema de salud adecuado a las exigencias del respeto a la autonomía del paciente., por cuanto permiten otorgar una atención clínica adecuada a su voluntad incluso en los casos en que éste no pueda expresarla.
Por desgracia, no obstante, los datos reflejan que esta herramienta no está siendo utilizada de manera óptima. Los informes más recientes señalan que las cifras de documentos inscritos en los diferentes registros creados al efecto (registros que todavía no existen en todas las Comunidades Autónomas) son sumamente escasas, mientras que aún no se ha conseguido crear una red de comunicación que conecte adecuadamente a los registros de las diferentes Comunidades con el Registro Nacional, ni tampoco se ha previsto eficientemente un método para conocer lo antes posible la existencia de Instrucciones Previas dictadas ante Notario o ante testigos, posibilidad legalmente prevista en los ordenamientos de muchas Comunidades.
El objetivo principal del proyecto que ahora presentamos consiste en mejorar la situación en la que nos hallamos actualmente, a través de la realización de varias acciones concretas enfocadas a mejorar la información con la que cuentan no sólo quienes deseen acogerse a este derecho, sino también quienes han de aplicar las Instrucciones Previas en su ámbito profesional. Para ello, propondremos varias acciones coordinadas, entre las que figuran:

* La celebración de una serie de seminarios sobre la materia con expertos provenientes de diferentes ámbitos: responsables de sanidad, encargados de los registros existentes, juristas expertos en derecho médico y protección de datos, etc.
* La creación de una página Web dedicada al efecto, que permita solucionar los problemas asociados a la falta de una coordinación efectiva de los distintos registros y normativas, mientras se produce su ajuste,
* La realización de una serie de conferencias en distintas comunidades autónomas con el fin de extender el conocimiento público sobre las Instrucciones Previas.
* La redacción de un Protocolo sobre cómo actuar cuando acuda a un centro sanitario un paciente privado de la capacidad de manifestar su voluntad, que sirva de ayuda para los facultativos que han de enfrentarse a esta clase de situaciones.
* La redacción de una Guía orientativa sobre la elaboración del documento de Instrucciones Previas.
* La publicación de un monográfico sobre este tema que incluya el citado Protocolo y la Guía.

Entidad financiadora: Ministerio de Ciencia e Innovación

Cuantía de la subvención: 30.250 €

Investigadora Principal: Ana María Marcos del Cano

Equipo Investigador:

Dr. Benito de Castro Cid, Catedrático emérito de Filosofía del Derecho, UNED
Dr. Graciano González Arnáiz, Profesor Titular de Universidad de Ética, Universidad Complutense de Madrid
Dr. Pedro Juez Martel, Profesor Titular de Universidad de Economía, UNED
Dr. Enrique Lluch Frechina, Profesor de Economía, CEU Valencia
Dr. Victor Amaya Rico, Profesor Tutor de la UNED,
Dr. Koldo Martínez Urionabarrenetxea, Médico Adjunto del Hospital de Navarra, Máster en Bioética
Dra. Sara Montero Sánchez, Investigadora UNED
D. José Ramón Díez Rodríguez, Profesor Tutor de la UNED, DEA por la UNED


Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: